Encuentra un tema que te interese

miércoles, 25 de enero de 2017

Comentando y refutando 5 "privilegios" masculinos que envidian las feministas

1- "¡Ustedes pueden salir seguros por la calle!"

Por supuesto. Los hombres son tan privilegiados que por eso son mayoría de víctimas en caso de robo, homicidio y desaparición.



2- "¡Ustedes no deben aguantar a cerdos que los acosen por la calle!"

Cabe recalcar que por acoso las mujeres refieren muchas veces a solo miradas mudas ante media nalga afuera (¿acaso uno es de piedra?). Ni se imaginan que la mayoría de hombres debe soportar justo lo contrario: no recibir ni la mirada de Cristo, indiferencia que ellas no serían capaces de soportar un solo día. Ya me ha tocado comprobarlo con un par de gordas que en un efímero estado de sinceridad se quejaron diciendo algo como "ni los obreros me dicen burradas, putamadre".


3- "A ustedes no les dicen putos por follarse a medio mundo"

Ellas ignoran que la mayoría de hombres no se come ni un grano de trigo y solo les queda hinchar sus miserables cifras sexuales o de plano inventarlas. Ignoran también - a propósito- que a un hombre nadie va a abordarlo en el bar ni nadie le buitrea en la bandeja "otros" del Facebook.  Chicas ¿se imaginan cuántas de ustedes en su versión física masculina tendrían sexo frecuente solo pagando? más de la mitad, de eso ni lo duden.

La promiscuidad es un potencial privilegio de la mayoría de mujeres y de una minoría de hombres, cuándo lo entenderán. 

4- "A ustedes no se les juzga por su edad ni peso, pueden estar viejos y gordos y aun así salir con chicas muy lindas, mientras a nosotras se nos dice que debemos dejar de comer hasta desaparecer y lucir siempre jóvenes ¡no es justo!"



¿Ahhh? pues al único viejo gordo al que se le ve con diferentes mujerones es a Torbe, ah, y también a empresarios y actores famosos ya viejos. Ellas mismas se delatan a quiénes miran y quiénes son invisibles.

5- "A ustedes les pagan más por el mismo trabajo"

Quienes dicen eso han digerido todas las estadísticas mal trabajadas de la corrección política, ignorando un montón de realidades más en lo que respecta a los trabajos, universidades y su relación con el género: son más los hombres que se ven obligados a dejar los estudios por problemas económicos y familiares; son los hombres los que menos apoyo reciben de sus padres si no tienen buen rendimiento, son los hombres los que menos gozan de su propio dinero en el noviazgo y matrimonio; es al hombre al que el desempleo o el sueldo bajo le deja en los últimos escalafones sociales (lo que incluye no tener pareja) y nadie viene a ayudarlo ni a comprenderlo; son los hombres las mayores víctimas por accidentes laborales, etc. 

Y aun así, aun con todo lo anterior, es falso que ellos ganen más por el mismo trabajo. La verdad es que la mayoría de hombres elijen profesiones más difíciles y por ende con mayor competitividad y remuneración. Y eso que hablamos de hombres que pueden costearse estudios sin atender emergencias mayores, los que no, pues a romperse el lomo cargando costales de cemento o engordar manejando camiones todos los días.


PD: Es hermoso cuando le restregas todo esto a tu amiga feminista, usando argumentos basados en simple observación, lógica y estadísticas fuera de la propaganda sesgada. Su castillo de naipes se derrumba, se queda callada dos segundos y luego cree que te refutó diciendo "todo eso que me dices es por el machismo". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario