Encuentra un tema que te interese

sábado, 24 de junio de 2017

¿Eres un mangina y/o pagafantas? Descubre si cumples estos 5 puntos


1- Todo plan para salir te parece absurdo si no hay mujeres

Eso va desde una simple reunión en casa de tu amigo o una junta entre personas que comparten una afición en un grupo de whatsapp. Si no hay chicas a las cuales mirar o ver como posibilidad de ligue (aunque a menudo te dé miedo acercarte y no hagas nada) no hay forma de disfrutar un sábado. Entonces preferirás apuntarte a una fiesta o cualquier evento ruidoso donde la mayoría debe fingir que la pasa bien, y en donde estarán esas "divas" endiosadas que tanto quieres pero cuya mayoría te verá como un acosador.



2- Te la pasas invitando tragos en los bares o discotecas con la esperanza de pillar cacho

Bueno, como ves que no estás llegando a nada caminando de un lado a otro en tan bullicioso local, decides entrarle a una chica. Con frecuencia crees que la mejor forma de romper el hielo es invitando un trago para que ella te vea como un caballero generoso, además porque consideras que eso te da "poder" sobre la situación y más seguridad para el abordaje.

Puede que la chica en cuestión rechace tu trago (y a ti) porque tiene el estómago repleto de tantas copas que le invitaron cinco pringados antes que tú (sin conseguir que afloje, por supuesto), o puede que la acepte para seguir alcoholizándose y así disipar la poca inhibición que le queda para cuando el portero macarra la invite a hacerle sexo oral en el baño.

Repites el proceso con dos o tres chicas sin éxito, solo balbuceando o consiguiendo números falsos. Llegas a casa y si sumas lo invertido en la entrada al local, las copas, los condones (que no usaste), y el taxi de regreso (porque era tarde), te das cuenta que si tanto querías copular más barato salía una mujer prepago.


3- No eres capaz de negarle favores o compañía a las chicas

Las mujeres son tu mayor debilidad de entre todas las debilidades que muy probablemente tienes (como falta de dignidad o poca seguridad en ti mismo).  No soportas la idea de dejarle mal impresión a alguna. Necesitas quedar como un "príncipe", un "caballero", un "hombre de verdad" frente a cualquiera que conozcas o se cruce tu camino.

Si la vaga que se la pasa whatsapeando en clase te pide tus apuntes para copiarlos (con todo y tareas hechas para colmo), se los das. Si eres un universitario con un auto cuya gasolina a penas puedes pagar, accedes a todas las veces que ella te pide que la lleves a su casa o donde el novio. Aceptas acompañar a tu amiga a ese centro comercial a comprarse su tanga (con la que impresionará al novio) aunque sabes que será aburrido y solo parecerás su amigo gay. Pero bueno, al menos los demás te ven a lado de una chica ¿cierto?  



4- Siempre estás ahí para las chicas aunque eso comprometa tu seguridad y dignidad

Como buen "hombre de verdad", sabes que tu misión en la vida es proteger a las mujeres aunque nunca te hayan agradecido ni con un beso. Eres su perro guardián, eres su novio castrado que escucha todos sus problemas mientras ella se folla al que la trata como basura. Eres el que brinda ordenes de alejamiento no solicitadas a esos patanes que intentan entrarle y que luego te rompen la cara por meterte en lo que no te importa. 

Eres el que pretende "acabar con el machismo" cuando le das una patada voladora a ese "machista opresor" que le dio una cachetada a su novia en plena calle, sin saber que tal cosa ocurrió porque ella le había puesto los cuernos en su propia cama y que encima planea quitarle el techo. Eres como esos soldados rasos que mueren como moscas mientras sus amos están engordando y viendo la televisión en sus mansiones. 


5- Cuando se trata de mujeres, defiendes lo indefendible y rocambolesco

Si ella engaño a su novio, es porque él no le prestaba atención. Si ella lo despluma en el divorcio y le separa de sus hijos, él se lo merece por no hacerla feliz. Si ella le corta el pene al novio o lo mata por infidelidad, pues muy bien hecho. Si ella mata a sus hijos y se suicida, fue un "suicidio colectivo" por culpa del abandono estatal y el padre irresponsable que se fue de la casa. Compartes el discurso de que ellas nunca son culpables de nada. No hablemos si cualquiera de estas situaciones fueran al revés (de hombres hacia mujeres) porque te saldría espuma por la boca y ordenarías un holocausto masculino.


Resultados:

_Cumples el punto 1: Eres un tipo proclive al pagafantismo y manginismo. Cuidado por favor. A partir de aquí los demás resultados incluyen este punto por defecto.
_Cumples el punto 2: Felicidades, eres un pagafantas de fin de semana.
_Cumples el punto 3: Vaya vaya, por poco te usan también de tampón.
_Cumples los punto 2 y 3: Dios mío, toda tu vida es una asquerosa pagafantería. Das verguenza.
_Cumples el punto 4: Eres un mangina del montón que contamina la masculinidad y trastorna la feminidad desde la liberación sexual, pero por alguna sucia razón la selección natural no te ha erradicado.
_Cumples los puntos 2, 3 y 4: Tu pagafantismo y manginismo deberían condenarte a la ahorca. No mereces testosterona en tu organismo ¿la tienes?
_Cumples también el punto 5: Felicidades totales (suenan las trompetas y los tambores), eres mangina y pagafantas en toda regla, es decir, TODO UN ONVRE SUMMA CUM LAUDE. Nadie te quiere (quizá tu madre sí). Solo eres un tonto útil, la carne de cañón de las mujeres, de otros hombres y del gobierno mismo. No mereces vivir, eres un cáncer de la sociedad moderna. Suicídate. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario