Encuentra un tema que te interese

sábado, 24 de marzo de 2018

5 razones por las que Lolita (1997) es una mala película

1- No es un enamoramiento ni atracción realista


Antes de ver la película, sin siquiera conocer que estaba basada en una novela, uno piensa que la trama abordaría las situaciones desde un punto de vista más realista, no tan montado ni payasiento. Las relaciones entre hombres maduros y niñas/adolescentes, aunque tabú e ilegal, es algo que algunas veces ocurre, sin embargo, son situaciones que se dan en marcos bastante específicos, sin casi nada de espontaneidad.

Dejando a un lado la legalidad y la moralidad, es bastante común que un hombre de cuarenta años sienta atracción sexual por una chica de 14, 15 o 16, pero difícilmente esto le será correspondido, a menos que la mujer en cuestión pase por las siguientes situaciones:

a- Tenga una especie de "gerontofilia" a menor escala: La palabra entre comillas es precisa porque, si bien nadie es un anciano a los 40, no es normal que una puberta lo encuentre sexualmente atractivo. Lo puede encontrar físicamente guapo tal vez, pero no más, puesto que existen muchas distancias entre ellos como producto de la enorme diferencia de edad: apariencia física, pasatiempos, entornos, pensamientos, etc. 

Y aun tratándose de una menor con cierto grado de "gerontofilia", lo natural es que se sienta cohibida e intimidada ante tal hombre; no intentaría coquetearle y a su vez le asustaría que él intentase cortejarla, por más que le atraiga. Es una situación problemática y, por ende, bastante improbable en tiempos modernos. Sí, los años 40 (contexto de la película) son parte de la historia moderna. 


b- Tenga una familia disfuncional, con evidentes carencias y pésimo trato:   Bueno, en la película queda claro que "Lo" (Lolita) carecía de padre y mantenía una relación conflictiva con su madre. No obstante, nunca se sugirió un ambiente especialmente nocivo ni enfermizo. Muchas chicas crecen sin padre y se llevan mal con la madre, pero no por dicho problema afectivo se enamoran de cuarentones a los 14 años. 

Con Lolita no cuaja ese argumento de que "la búsqueda de figura paterna" le haya empujado a enamorarse de un señor. En la película, vemos claramente que la niña es bastante coqueta y provocativa con Humbert desde el principio. Y no vale decir que esas escenas fueron solo así desde el punto de vista del protagonista, puesto que —desde diferentes planos cinematográficos— se hace evidente esa dinámica carnal. 

La película al principio nos cuenta la historia de un hombre dolido que es pedófilo o efebófilo a causa de la marca que le dejó la muerte de su gran amor de la pubertad; pero, durante el transcurso de la cinta, el guión nos dice que el autor solo quiso reflejar la fantasía de un pervertido en toda regla. Realismo 0.

Échense a llorar hombres maduros, una adolescente como Lolita simplemente no podría existir ni en sueños.

2- La "lagartija" (con la madre y con la hija) de la historia es extremadamente forzada


Vaya, qué envidiable es Humbert, ¿verdad? No contento con que una adolescente hermosa, curvilínea y de apariencia eslava lo desea carnalmente, también lo hace la madre, una señora joven y bastante atractiva. ¿Cómo es que ella se enamoró de él? Pues por nada en específico, se enamoró de él con nada más verlo, al igual que la hija. La señora se enamoró del hombre con problemas económicos que le alquilaba un cuarto a veinte dólares mensuales (y quiere casarse y acostarse con él todas las noches). ¿Muy realista, cierto? ¿No les parece el guión de una película para adultos? 

No olvidemos la escena de los tres balanceándose en el columpio del jardín de la casa, donde Humbert tiene a una chica a cada lado, siendo "Lo" la que le roza y coquetea descaradamente en frente de la madre sin que ella se de cuenta o se haga la tonta. Toda una fantasía masculina, nada más.

3- No muestra la verdadera naturaleza de una mujer despechada


A raíz de que Charlotte, madre de Dolores o "Lo", le propusiera matrimonio a su inquilino (jaaaaa), ambos se casan, pero queda claro que nuestro galán codiciado solo acepta la propuesta para estar cerca de la hija. En fin, posteriormente sucede que, debido a lo fogosa y antipática que se le hacía a Humbert su mujer, este se desahoga en su diario llamándola "vaca gorda" (que de gorda no tenía nada).

Eventualmente, la esposa daría con los desafortunados textos, echándose a llorar y despreciando a su esposo. ¿Qué creen que pasó? No, no pasó lo que en la vida real pasaría. Charlotte no lo botó de la casa ni le pidió el divorcio. ¡Ella fue quien decidió irse y dejarle la casa a Humbert! ¡Y al poco rato de salir muere atropellada, dejándole la puerta abierta para que él se escape con la hija! ¿Humbert, qué hiciste para ser tan afortunado?

Bueno, a partir de aquí, Humbert se la pasó disfrutando del sexo con su amante-hijastra. Lamentablemente para él, este paraíso le duraría poco, porque fueron naciendo dramas y sufrimientos que deterioraron todo. Aun así, nada tuvo que haberle quitado lo bailado, pero pasa que Humbert fue un imbécil, algo que abordaremos en el último punto.   

4- La escena de la muerte de Clare Quilty


Clare Quilty era un hombre por lo menos diez años mayor que Humbert, y también deseaba a Lolita. Era dramaturgo y director de cine pormográfico infantil. ¿Adivinen qué? "Lo" se enamoró perdidamente de él y abandonó a Humbert. Lamentablemente para la niña, Clare solo la deseaba para el sexo y para sus producciones cinematográficas ilegales. 

Producto de dicha decepción amorosa, "Lo" se escapó y se casó con un muchacho más o menos de su edad, tal vez solo cinco o seis años mayor que ella. Hasta donde podemos deducir, su joven esposo era pobre, pues vivían en el campo y en situaciones muy modestas. La situación llegó a un punto en donde, tres años después, la terrible criatura (hablamos de Lolita, por supuesto) le mandó una carta a Humber pidiéndole dinero.    

A todo esto, por el hecho de ser Clare el "culpable" de las malas decisiones de Lolita, Humbert decide cobrar venganza matándole. Y bien, el problema a nivel guionístico no es que lo mate, sino la esencia rocambolesca que rodea a dicha escena. Está bien, la película no es nada realista, pero tampoco una comedia teatral. Cuando uno ve la escena de la muerte del viejo pedófilo, uno siente estar viendo una cinta distinta, otra película. Incoherencia total.   

5- Humbert es un pagafantas y macho beta de manual... ¡ante una mocosa! Es decir, era un Onvre Rex


Algo de admirar de Humbert es que no es fue un carapadre. Sí, se casó con una madre soltera, pero no por ella, sino para tener una excusa para estar cerca de la hija (que ya había dado señales de correspondencia). Y bueno, a partir de ese suceso, Humbert pudo hacer lo que quiso: Burlarse de su desquiciada esposa, zumbarse a la hija casi treinta años más joven, ¡y quedarse con la casa! 

Lamentablemente, no podemos decir que estemos ante un ídolo, sino que hablamos de un onvre en toda regla. Sucede que este señor en verdad quedó embobado de la chica al punto de volverse un perfecto imbécil. Le aguantaba todo y le pagaba todo, no escatimaba ningún capricho, y la criatura sabía usar eso a su favor con una psicopatía a prueba de balas. Incluso, cuando el pringado le regaló tres mil dólares (cuando ella solo le pidió 400), le siguió tratando con condescendencia en el sentido negativo del término.

Humbert pudo quedarse con los calientes recuerdos de cuando se acostó con ella y punto; pero no, el muy tarado fue a arruinarse la vida matando al viejo pedófilo que ella amó de verdad. Y bien, eso condenó a nuestro protagonista a morir en la cárcel.

Y sí, Lolita también murió al dar a luz al hijo del hombre con quien finalmente se casó, pero nunca extrañó a Humbert. La historia cuenta que ambos murieron en el mismo año solo para darle ese toque de "destino" o "tragedia romántica" a la trama. Pero no cuela por ningún lado. 

Al final, uno concluye que vio la historia de una seductora psicópata de 14 años, que sabía aprovecharse de un cuarentón babosón y arrastrado hasta el punto de destruirlo, pero acabando mal ella también. 

2 comentarios:

  1. Ignoraba que existia este remake, yo llegue a ver la lolita producida por kubrik... aunque todo es posible es verdad que uno de hombre al enamorarse o encularse nos portamos como unos pendejos y de ahi es facil ser victimas de oportunistas.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué paso con el post donde hablaban de las falacias feministas como de usar a la madre como escudo, pero defender el aborto?.

    ResponderEliminar