Encuentra un tema que te interese

lunes, 3 de abril de 2017

5 grandes errores de los libros de seducción (PUA)

Egoland

Los libros de seducción fueron a inicios de los 2000 una especie de santo grial para los hombres sin éxito con las mujeres (la mayoría de la población masculina en realidad). Ya hartos de matarse a pajas, hartos de inventarse historiales sexuales que como mínimo triplican el real, hartos de sobrevalorar las migajas que pueden alcanzar, confiaron en títulos como The Game o Sex Code, escritos por hombres con éxito entre el público femenino a raíz de ventajas biológicas, actitudes y todo un sistema elaborado por años a partir del ensayo y error, decodificando en sí varios patrones en común entre la mayoría de mujeres.

Durante algunos años todo esto significó un boom y no hay duda que muchos hombres absorbieron dicha filosofía PUA y encontraron éxito sexual con ella. Sin embargo, como fue notándose desde el principio, este campo de la literatura sexual y psicológica (por así decirlo) estaba destinado a convertirse en una nueva mina de oro, lo que inevitablemente llevó a descuidar ciertas cosas y a cometer varios errores. Veamos algunos

1- La mayoría de libros PUA son otra mierda más de autoayuda



Si los libros de autoayuda tipo Coelho tienen tanto éxito, es porque la gente solo quiere recibir palabras que quieren escuchar, aunque estas sean exageradas, con poco criterio de contexto, idealistas, ilusorias y otras quimeras absurdas. Pues en eso mismo ha caído la literatura de seducción a través del tiempo, y muy rápidamente. De hecho, no se entiende por qué hasta ahora Paulito no ha incursionado en el rubro, se habría hecho muchísimo más rico.

La autoayuda puede ser racionalmente tóxica porque a grandes rasgos te configura un esquema basado en las siguientes premisas tácitas (y a veces explícitas):

1- El mundo es bello, problemático, pero bello.
2- No solo es bello, sino que te lo puedes comer si te lo propones
3- Tú también eres bello y valioso, tienes derecho y la obligación de comerte al mundo.
4- Si no logras comértelo no es culpa del mundo porque es bello, solo tuya porque no hiciste las cosas bien, 
5- Si hiciste las cosas bien y aún no te pudiste comer al hermoso mundo, entonces el culpable es esa gente tóxica que te trae mala vibra. Retíralos de tu vida.

La seducción opera de forma muy parecida al final:

1- El mundo (la mujer, el sexo o lo que fuere) es bello , problemático, pero bello.
2- No solo es bello, sino que te lo puedes follar si te lo propones.
3- Tú tienes un macho alfa dentro de ti, tienes derecho y la obligación de comerte al mundo (follártelas).
4- Si no logras follar no es culpa del mundo ni de las mujeres problemáticas, solo tuya porque no hiciste las cosas bien, no sabes aún cómo seducir ni mostrar valor. Ellas no tienen nada que ver. 
5- Quizá otro culpable sea es ese amigo misógino y resentido que de seguro te mete ideas erradas. Retíralo de tu vida.

La autoayuda, aunque lo niegue, saca de su esquema la injusticia del mundo, expresadas en la historia, la biología, lo social, etc. Como todo pensamiento mágico, sobrevalora la voluntad y subestima la dureza de la vida. Pues la seducción fue cayendo en lo mismo con el pasar de los años.

2- La literatura PUA tiene letras pequeñas que nadie lee


Mystery

No tonto, no te pongas a buscar las letras pequeñas en la tapa del libro que te compraste con tu sueldo mínimo. El subtítulo habla en sentido figurado, y alude a algo que los hombres más críticos con este tipo de literatura fueron notando: Mario Luna, Mystery, Alvaro Reyes, etc ¿esos ligones se follan a medio mundo por sus trucos psicológicos que tanto venden o porque son famosos, guaperas y adinerados? Pues eso.

Lo que la seducción no te dice, o te dice poco a poco, o de forma tácita, o al final, pero nunca de entrada y directamente como deberían, es que todos esos trucos psicológicos para generar interés femenino solo funcionan cuando previamente ya despiertas cierto interés gracias a tu físico o estatus ¿te imaginas al gordo friki aplicando esos conocimientos? ¿a quién se levantaría?  Pues eso x2.


3- Los libros de seducción son un negocio más y ya casi cualquier tonto los escribe 


Los primeros seductores que llevaron su sabiduría a las librerías fueron los que forjaron su vida sexual a raíz de ensayo y error. Tuvieron la audacia de fusionar sus experiencias con sus pequeñas lecturas en psicología, evolución y ciencia en general, hasta plasmar métodos que en su tiempo tuvieron total sentido y revolucionaron la mente de muchos. 

Ahora, tras tanto éxito, no es extraño que muchos autores vean en esto la mejor forma de vivir del cuento. Repiten lo mismo dicho por otros pero añadiendo estilos literarios que rozan el sarcasmo, la comedia, lo pseudo científico y cualquier cosa que despierte en el lector la sensación de estar leyendo algo distinto o más estudiado.

Es increíble que muchos hombres recurran a ciertos "expertos" para recibir como mensaje final algo que les diría cualquier hijo de vecino, aún con un ligero retardo mental a cuestas: "debes ganar valor",  "ya debes comprarte un auto", "levanta pesas", "haz ejercicio", "estudia", "vive tu vida", "consigue un buen empleo", "si te estás quedando calvo mejor rápate y anda al gimnasio", "come sano", etc.

4- Ignora que la mujer de los 2010´s no es la misma de los 90´s ni 2000´s


Wapa

Si antes los cambios sociales se daban cada diez o veinte años, desde la generación milennial se dan cada tres o cinco años. La mujer moderna no es impresionable como lo era la de los años 50s, 60s o 70s, sin duda, pero muchos autores creen que esta se a ha mantenido más o menos en el mismo grado de dificultad desde 1995 ¿en qué mundo viven? La mujer es cada vez más superficial y exigente. Quien se hinchaba a follar en el 2002 con los métodos de algún PUA famoso, hoy 2017 no se comería ni un frijolito, A muchos autores PUA les falta reinventarse ¿será que ya no ejercen el fornicio?

5-  Muchos libros PUA no se reinventan porque son escritos por gente políticamente correcta



La llamada seducción científica o el mundo PUA por definición cae en lo políticamente incorrecto, pues sus bases (muchas de ellas reales en principio) van contra las ideologías de moda: las de género, las feministas, el princesismo, etc.  Sin embargo, conscientes de eso, los autores temen ir más allá, no vaya a ser que algún grupillo les tumbe los castillitos.por ser demasiado "misóginos y machistas".

Para que los PUA lleven su contenido a parámetros más realistas con los contextos actuales tendrían que reconocer abiertamente que la mujer de hoy es mucho más exigente y despectiva con el hombre promedio, que tomará las aproximaciones masculinas como acoso denunciable o coqueteo del bueno dependiendo de quién se esté acercando. Hacer esto significaría enfrentarse a la "policía de la moral feminista" y enfrentarse con la idea  de que los hombres no comprarían sus libros por desánimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario