Encuentra un tema que te interese

viernes, 16 de septiembre de 2016

Por la igualdad de género: 5 luchas que el feminismo debe librar por el hombre


El discurso feminista no solo dice que las mujeres necesitan ser liberadas (más en realidad, porque libres ya están), sino que también la sociedad necesita alcanzar la igualdad de género, lo que, por defecto, también debe beneficiar al varón, porque éste es también víctima del machismo que ellas tanto maldicen. Por lo tanto, en nombre de la igualdad de género por la que tanto luchan las feministas, las causas políticas y sociales de su movimiento deben considerar también los siguientes puntos en beneficio del varón que, repito, también es oprimido por "su propio" machismo.

1-  Permitirle al hombre "abortar"

impremedia.com

¿Cómo es eso posible si los hombres no dan a luz? Simple, recuerden que "el género es una construcción social". Además, si la especie humana, y sobre todo la mujer, es tan noble ¿por qué dejarse limitar por las imposiciones de la naturaleza? Esto es muy sencillo en principio: la igualdad en el caso del aborto se conseguirá gracias al aborto jurídico. 

Resulta que la mujer decide si quiere tener al bebé o no, independientemente de los deseos de su pareja. La razón es que el bebé depende de ella durante la gestación y durante varios años de su vida, lo que implica que ella sufrirá las consecuencias físicas y emocionales del parto y los cuidados. Pero un momento, el hombre, si bien no da a luz, también es parte de la familia y deberá dar su tiempo y dinero. 

Entonces, siguiendo la lógica, el hombre también tiene derecho de decidir sobre si asumir la responsabilidad paterna o hacerse a un lado, independientemente del deseo de la pareja ¿Cómo? No podrá ordenarle a la mujer a que aborte, eso está claro, pero sí tendría el derecho a decidir si asumir la responsabilidad de mantenerlo o no ¿acaso la mujer sí puede decidir sobre su cuerpo y el hombre no sobre su propio tiempo o billetera?

Si somos objetivos el aborto jurídico que ejercería el hombre es mucho más benigno que el de la mujer. Es bastante simple de entender: mientras que el aborto de la mujer acaba con la gestación de una vida y destroza los deseos de un ex futuro padre, el aborto jurídico del hombre no derramaría la sangre de ningún feto, además de que le daría a la mujer (que sí quiere ser madre) la oportunidad de demostrar lo independiente y empoderada que es al desempeñar el papel de papá y mamá, sin ayuda de nadie, ni siquiera de paguitas estatales, porque es una luchona, porque una mujer necesita al hombre como un pez a una bicicleta ¿cierto?

2-  Revalorizar los canones de atractivo masculino y condenar la cosificación del hombre



Una de las luchas más encarnizadas del feminismo es todo lo relacionado a cómo la sociedad sexualiza a la mujer y le exige estándares físicos que la fémina promedio no tiene, no puede y/o no quiere alcanzar. Para conseguir una paulatina transformación en el gusto de los hombres se ha hecho una inteligente ingeniería social al respecto, en donde se rescata la belleza de las gordas, de las que no tiene ni pecho ni trasero, de las mujeres mayores de 30 y 40 años, de las rebeldes y rudas en el trato, de las madres solteras, etc. 

Es innegable que esa propaganda hecha mediante campañas publicitarias, sermones, series y películas han rendido sus frutos: cada vez más hombres encuentran atractiva a una gordita, a una señora y cada vez menos varones se complican a la hora de decidir si emparejarse con una madre soltera, Excelente, pero falta que se haga lo mismo con el varón. Y vamos, que no es suficiente con empezar a hacer películas (que no sean del género comedia) en donde los bajitos, los escuálidos, los gordos y los calvos sean codiciados, se necesita hacer más.

Sucede que la cosificación que sufre el hombre es un tanto más complicada y variada. La idea de que al hombre no se le condena por el físico es ciertamente discutible, pero lo que sí es indiscutible es que al varón se le pone como un objeto en lo que se refiere al éxito social, el dinero y la capacidad de proveer en general. Y eso es porque la mujer no se fija solo en el físico del hombre, sino que para ella tienen igual o mayor peso su personalidad y estatus. El ideal femenino de un hombre (guapo, atlético, con personalidad arrolladora, exitoso, pudiente, rudo y sensible al mismo tiempo,etc) no es algo que pueda cumplir el varón promedio, ni por asomo. 

El equivalente a la gordita o "veterana" (mujer mayor de 30 años) que en el pasado NINGÚN hombre quería, es el actual hombre tímido, que "no sabe enamorar", que es muy gordo o muy flaco, calvo antes de los 40, que gana el sueldo mínimo, etc que toda mujer NUNCA quiso ni quiere. Reprogramar la mente de las mujeres para que cambien sus estándares de atractivo masculino sin duda tomará más trabajo, pero como las feministas buscan la igualdad, como saben que todo es culpa del machismo (el enemigo eterno) y como entienden que el hombre también sufre por ese mismo machismo, no hay duda de que lo harán ¿verdad? Vamos chicas, recuerden que ahora hay hombres "nuevas masculinidades" en sus filas que querrán ayudarlas con esa otra cara de la lucha contra el patriarcado.


3- Tomar más iniciativa en el cortejo y liberar al hombre de su eterno "deber" de conquistar 


Enchufe TV, Mundo al revés.

Es gracioso y muy serio al mismo tiempo que gran parte de los contenidos de internet (a parte de los sitios porno) tienen relación con tratar de entender la mente femenina, de cómo despertar el interés en una mujer, de cómo enamorar a una mujer, de cómo excitar a una mujer, de cómo mantenerla al lado, etc. El atraer mujeres es un tema muy, muy, pero muy serio para el hombre, tan serio que la mayoría miente exagerando su éxito (o minimizando su fracaso) con el sexo femenino.

A las mujeres parece que ni les importa el tema, pues claro, hay que admitir que si los hombres tienden a ponerse en bandeja y arrastrarse, no hay necesidad ni sequía a la que dichas féminas tengan que enfrentarse ni luchar por contrarrestar. Pero vamos, la igualdad de género es la consigna del feminismo ¿verdad? Sé que algunas pueden decir que hacer esfuerzos en este tema suena patético, pero solo basta recordarles que, si los comparamos con los llamados "micromachismos" que también buscan combatir ("cuando voy a comer con mi novio, a él le ofrecen cerveza y a mí soda"), este tema del cortejo tiene muchísima más trascendencia.

Vamos feministas, ésta es una nueva lucha, propaguen un cambio de mentalidad en la población como ya vienen haciendo con otros temas en beneficio de ustedes. Exhorten a los hombres, incluso a los más guapos y deseados, a hacerse de la vista gorda ante toda fémina que se queda esperando atención en los bares, las discotecas y eventos sociales en general. Díganles que valen mucho, que no cualquier mujer puede estar a su altura. Exijan que esperen a que ellas también den el primer paso, ofrezcan una copa, paguen el hotel, se esfuercen en mantener al hombre a su lado, etc. 

Pueden empezar vendiendo ideas como "todo hombre es magia pero no toda mujer es una maga", "toda mujer libre e independiente se esfuerza por conquistar todos los días a su hombre", "no existe hombre infiel, solo mujeres que han olvidado cómo retenerlo", etc. Y como no todo en la vida se trata de buscar sexo o pareja, para todos aquellos que prefieren ser lobos solitarios vendría bien un "Un hombre necesita a una mujer tanto como Superman a una pistola".  Así las personas (hombres y mujeres) se esforzarán de igual manera para ganarse al sexo opuesto.       


4-  Quitarse del inconsciente que el hombre es el eterno proveedor y protector




Muchas empoderadas e independientes de hoy en día solo defienden el pago "mitad-mitad en el discurso, pero en la práctica no pueden evitar esperar que siempre sea el hombre quien más se preocupe en aportar económicamente en la relación, y que sea él el dispuesto a sacarla de apuros monetarios, poner más de la mitad, mostrar cariño con objetos costosos, etc.

Es aterradora la cantidad de veces que se puede escuchar y leer a muchas mujeres "que aman la igualdad" decir cosas como "si no puede pagarme una copa, no será lo suficientemente hombre para costear una boda", "sí, lo justo es que ambos paguen lo mismo, pero si él me quiere seguir pagando todo es su problema por tonto" ¿y por qué ese machismo no lo combates, querida amiga feminista? Vamos, condena al hombre que paga más del 50% de la cuenta, reedúcalo, y también exige la reeducación de las mujeres al respecto. Esos deben ser temas relevantes en tu agenda.

Ahhh, también es muy necesario que no solo se exijan cuotas de género en las gerencias ni otros altos cargos, también es justo que demandan cuotas de género en otros trabajos como la mano de obra en las construcciones, servicios de alcantarillado, e incluso las fuerzas armadas, exigiendo a los cuatro vientos que deben enlistarse un 50% de mujeres del total de reclutas, y en caso de algún conflicto bélico, que vayan 50/50 a la guerra. 

 5- Exigir que los juzgados dictaminen custodias compartidas, que la mujer también tenga que pasar pensión. Ah... y que condenen de igual forma a hombres y mujeres por el mismo delito.



Ninguna estadística puede negar que son las mujeres las que inician la mayoría de divorcios actuales. Eso en gran parte es porque las leyes del divorcio hacen del matrimonio un buen negocio para la mujer una vez que ella quiera finalizarlo, y si hay hijos de por medio, mejor. Vamos feministas, griten y marchen porque esto cambie de una vez y para siempre.

Exijan que los juzgados ordenen, bajo pena de arresto, que la mujer no le ponga trabas al ex esposo para poder ver sus hijos, que las pensiones alimenticias no acaben en desplumes para el varón, que las mujer no tenga ningún derecho sobre las propiedades donde no invirtió dinero (ni donde solo convivió durante más de dos años).

Y por supuesto, que ambos géneros reciban la misma condena cuando cometen el mismo delito. Vamos, una mujer libre e independiente no necesita que, si roba o mata, los jueces la estén tratando como una niña con consideraciones como "estaba nerviosa", "entró en un cuadro de desesperación crónica", "tomaba antidepresivos y no le alcanzaba el dinero", etc.

Vamos feministxs del mundo, si odian el machismo y este afecta tanto a hombres como mujeres, entonces también tienen mucho que hacer por el sexo masculino. ¡No dudamos de que ahora su lucha se hará más amplia!

PD: Ahora aparecerán las que, convenientemente, dirán que el feminismo nunca buscó la igualdad, sino el empoderamiento femenino. Entonces, de ser así, está completamente justificada la existencia de los masculinistas o los MRA y no tienen nada que objetarle.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario