Encuentra un tema que te interese

lunes, 22 de mayo de 2017

MASCOTAS: ¿Por qué los hombres prefieren a los perros? 5 posibles razones

www.periodistamayor.cl

Uno de los refranes más conocidos es que el perro es el mejor amigo del hombre. Por hombre se entiende no solo al género masculino, sino a la raza humana en general. Bueno, quizá quien ideó ese pensamiento haya estado pensando en el varón. En un anterior artículo tratamos de conjeturar por qué los gatos suelen ser las mascotas preferidas de las mujeres. Aquí trataremos de ver por qué entonces un hombre prefiere a los perros.

1- Los perros tienen un "instinto protector", al igual que los hombres

ToniTeror

Aunque no sea el caso de todas las razas y dependa de un correcto adiestramiento, por lo general los perros (en especial los de razas grandes) tienen fama de proteger a las personas con las que sienten un vínculo o la casa donde habitan. Al igual que los hombres que históricamente han sido los principales responsables de defender a la familia y a la tribu. 

Aún en nuestros días son los hombres los que más proveen a las familias, por lo que se entiende que la mayoría de bienes familiares son fruto de su esfuerzo y que a él le duela más perderlos. Por eso han confiado en los perros como protectores desde tiempos milenarios, y a pesar de que ahora hay alarmas en las casas para cuidarse de robos nocturnos, todavía muchos varones confían en sus perros.

2- Los hombres son inclinados a proveer. Los perros requieren más atención y provisión que los gatos


El hombre casi por instinto siente la necesidad de proveer para los suyos. Los perros, aunque pueden ser vistos como protectores, paradójicamente requieren más atenciones. No son como los gatos que, aunque domesticados, muchas veces se van de la casa a buscar comida afuera y regresan muy tarde sin inconvenientes. En pocas palabras: a diferencia de los gatos, los perros necesitan más de su dueños, y los hombres les gusta que los necesiten.

3- En el fondo al hombre le gusta mucho que los reconozcan y lo quieran. El perro es similar y más apto para brindar eso

The Pet Beastro

Un gato suele tener un comportamiento inestable, a veces quiere cariño y otras lo desprecia. A veces es atento y otras muy indiferente. A menudo se hace de la vida gorda como si no conociese a sus dueños por la calle. Un perro es todo lo opuesto: casi siempre está dispuesto a recibir cariño y a corresponderlo; hace más caso a sus amos y los reconoce fácilmente. 

4- Los perros son fieles de forma incondicional, así como ellos desearían que sea una mujer

Guillem Ros

Los perros pueden llegar a ser demasiado leales a sus amos, independientemente del trato que estos tengan con él. Tienen lo que se conoce como lealtad incondicional, lo que les lleva a ser fieles a toda costa. Cosa que no ocurre con una pareja sentimental, la cual siente amor por el otro siempre de forma condicional. Frases como "cuando el hambre entra por la puerta, el amor se va por la ventada", "si el hombre no aporta, que aparte", "la mujer necesita admirar a un hombre para amarlo", etc, dicen mucho sobre la naturaleza de la lealtad de una pareja, a diferencia de la del perro, que siempre está con el hombre pase lo que pase.  

5- A los hombres les gusta dominar, los perros son más manejables

Wicked Good Dog

El hombre prefiere ser el componente dominante en sus relaciones con los demás, con su novia, y obviamente también con la mascota. El perro es mucho más fácil de dominar que un gato, no es raro que el hombre por eso prefiera al primero.


1 comentario:

  1. Los perros son agresivos y depredadores. Matan y hieren personas enviándolas al hospital o la morgue. Jamás un gato ha hecho tanto daño a nadie.

    ResponderEliminar